De idea a novela #3 – Este personaje que se parece tanto a mí…

A veces escribimos un personaje que tenemos tan asumido o interiorizado, que nos descuidamos que los lectores no lo conocen tan bien y podemos descuidar algún rasgo en sus descripciones o a la hora de dotarlo de vida en nuestros escritos.

✅Te recomiendo revises estos casos e intenta ponerte en el punto de vista del lector que no sabe nada de ti para poder detectar huecos o vacíos a la hora de perfilar personajes, lugares o sucesos.

💡Recuerda que la visión de los lectores 0 / lectores beta es fundamental para poder ayudarte a detectarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *